oriialdeak

domingo, 9 de octubre de 2016

Tatuajes

Tatuajes. Esta palabra que hoy en día se ha hecho cotidiana, antes representaba a la baja sociedad, a los carceleros... Siempre que se veía a algún hombre o mujer tatuados eran mirados por encima del hombro, como si por el hecho de estar tatuado ya significara que aquella persona ya no era alguien decente.
Pero la realidad es que los tatuajes no tienen, no mejor dicho, no significan que la persona que lo lleva sea la peor persona del mundo o que viva en los suburbios, y aunque a si sea esa persona tiene derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo sin tener que ser juzgado; y tampoco debemos de repudiarlos, por que las mejores personas también se tatúan. ¿O acaso debe repudiar a mis amigos por estar tatuados o a mi misma cuando se pueda dar el caso se estar tatuada? ¿ rechazarías tu a tu familia por ello?
Los tatuajes son una manera de expresarse, de demostrar tus emociones, aficiones... es como cuando vas a un museo y ves cuadros donde la gente a expresado lo que siente, nadie se asusta al ver esos cuadros ni repudia al pintor. Pero si aun tatuado. Como me gusta decir, aunque la frase no es mía, el cuerpo es un lienzo en blanco a la espera de ser pintado.

Pero gracias al tiempo o a lo que sea, aquella costumbre se esta extinguiendo, y ahora, en nuestro días los tatuajes se han vuelto algo cotidiano, algo digno de ver, ya casi nadie se asusta cundo ve a un tatuado, de hecho hoy en día hay asta modelos de tatuajes; como por ejemplo, Stephen James o el Zombie boy. Aunque, todavía hay gente que es ver un tatuaje y pone el grito en el cielo. Yo de esa gente prefiero pasar, por que cada uno hace con su vida lo que quiera, siempre y cuando no haga daño a nadie.

Tampoco podemos pretender darle un solo significado, por que en realidad hay muchos, cada tatuaje tiene uno o varios. Y en este blog podrás encontrar los diferentes significados de varios tatuajes.





                                             

                                                        Imagen de marcela piussi